La primera impresión es siempre la más importante

Alister